Pros y contras del spinning


Cada uno es libre de escoger el método de entrenamiento que le sienta cómodo, y este puede ser dentro o fuera de la casa, en el gimnasio, de tipo aeróbico o anaeróbico, intenso o moderado, etc. Entre las tantas opciones con las que cuentas para mantenerte en forma el spinning es una de ellas, y a ella nos referimos en este post.

Si estás dudando sobre qué tipo de ejercicio escoger para entrenarte, te ayudamos a analizar el spinning en sus pros y contras, para así decidir si lo quieres incluir en tu rutina de ejercicios. A continuación ofrecemos una lista de pros y contras del spinning para clarificar tu mente y aprovecharlo al máximo. O no.

Pros:

- Tal vez el aspecto más práctico del spinning sea que puedes practicarlo sin exponerte al frío o a la lluvia. Al consistir de una bicicleta estacionaria, este ejercicio te permite entrenarte sin excusas que poner, sin exponerte al riesgo de engriparte y a frustrar tu actividad física en caso de que llueva.


- En comparación con otros ejercicios que realizas bajo techo, las bicicletas estacionarias son mucho más baratas que los caminadores o las elípticas.

- El equipamiento que incluyen estas bicicletas te permiten tener un control total sobre tu entrenamiento. Las bicicletas estacionarias vienen con diversos programas de entrenamiento que te permiten hacer intervalos o duplicar la intensidad cuando tu lo desees, sin mencionar que calculas tiempo, distancia y velocidad en cualquiera de ellos.

- Finalmente, nada te impide tomar un libro o escuchar un poco de música mientras disfrutas de tu entrenamiento en tu hogar, haciéndolo más dinámico y agradable.

Contras:

- Una bicicleta estacionaria quema menos calorías que un caminador, ya que la mayoría de tu peso está apoyado en el asiento. Mientras quemas 148 calorías en 30 minutos de spinning, en el caminador quemas 236 en el mismo período de tiempo.

- Como sabes, a diferencia de otros ejercicios en el spinning trabajas únicamente los músculos inferiores de tu cuerpo. Por el contrario, las elípticas o los caminadores permiten un trabajo físico mucho mejor distribuido.

- Finalmente, algunos pequeños puntos en contra incluyen la incomodidad de algunos asientos, la monotonía del paisaje, el hecho de no someterte a factores externos como el viento o las subidas (que hacen que te esfuerces más) y su carácter no-ecológico, ya que requiere energía a diferencia de andar en bicicleta fuera de tu casa.